El presente trabajo es un estudio de procedencia que utiliza los métodos de geocronología U-Pb, elementos traza (REE) y análisis tipológico en circones detríticos; junto con conteos de clastos de las unidades conglomeráticas del Grupo Gualanday. Esta unidad litoestratigráfica aflora principalmente en el VSM (Valle Superior del Magdalena), la parte sur del valle interandino entre la Cordillera Central y la Cordillera Oriental de Colombia. Por otra parte, el Grupo Gualanday está constituido por las Formaciones Chicoral, Potrerillo y Doima; las cuales se formaron por al menos dos pulsos de intensa actividad tectónica de la Cordillera Central y, probablemente, del retrabajamiento de la cobertera cretácica por erosión de paleoaltos en la Cordillera Oriental. 

Entre los métodos utilizados, el de geocronología U-Pb en circones detríticos revela las edades de las fuentes magmáticas que contribuyen a la cuenca donde se deposita el Grupo Gualanday en el Eoceno tardío – Oligoceno. Por otro lado, el análisis de la tipología de los circones en las imágenes de catodoluminiscencia indica de manera cualitativa si los cristales han sido retrabajados y el tipo de fuente (magmática o metamórfica) en el que han cristalizado por su estructura interna. Asimismo, el conteo de clastos revela la composición relativa de las unidades conglomeráticas (Doima y Chicoral), las cuales tienen una alta concentración de clastos de chert pero se diferencian principalmente por la cantidad de clastos de rocas volcánicas andesíticas, la cuál es mucho mayor en la Fm. Doima. Finalmente, la concentración de elementos traza caracteriza el tipo de magma en el que ha cristalizado cada circón analizado; para esto se utilizan diagramas de concentración de tierras raras y diagramas de discriminación tectónica como U vs. Yb, U/Yb vs. Hf y U/Yb vs. Y.

Finalmente, se hace una reconstrucción palinspástica en mapa basada en los resultados obtenidos en este trabajo y en el trabajo de otros autores para el Eoceno tardío – Oligoceno en el cual los bloques tectónicos al oeste del Valle Superior del Magdalena se ubicarían en latitudes menores a las actuales. Esto implica un desplazamiento de esos bloques en sentido SW-NE hasta el lugar en el que se ubican actualmente. El modelo propuesto refuerza la hipótesis de que para finales del Mesozóico y principios del Cenozóico hubo una acreción de terrenos en sentido NE a lo largo del borde NW de la Placa Suramericana.

0

  • María Daniela Muñoz Granados, Robinson Orlando Villamil, Yamirka Rojas-Agramonte, Camilo Montes Rodriguez, Felipe Lamus Ochoa, Yueheng Yang
  • mdmunoz@sgc.gov.co, ro.villamil10@uniandes.edu.co, yamirka.rojas@ifg.uni-kiel.de, montes.camilo@gmail.com, felipelamus@uninorte.edu.co, yangyueheng@mail.iggcas.ac.cn