La subcuenca del Algarrobo, se localiza en el sector sur occidental de la cuenca del Valle Inferior del Magdalena, está limitada por la Falla de Bucaramanga al Oriente y la falla de Algarrobo al Occidente. La adquisición de información sísmica por parte de la ANH denominada Arjona 2019 junto a las líneas históricas y datos de pozos exploratorios, permitió identificar que esta área se inició como una subcuenca de tipo pull apart, durante el  Eoceno superior, delimitados por los movimientos sinestrales de las fallas de Algarrobo y Santa Marta además de la interacción con la placa Caribe, lo que fue generando una importante depresión. Según el mapa en tiempo, la secuencia sedimentaria en esta depresión alcanza los 6,9 seg TWT que debe corresponder a más de 20.000 pies de secuencia sedimentaria. Adicionalmente la información sísmica permite identificar un efecto compresivo originado durante las últimas fases de la tectónica andina ocurridas durante el Mioceno.

Desde el punto de vista de potencial para contener acumulaciones de hidrocarburos, se tiene desarrollos de arenas con buenos valores de porosidad y desarrollos de sellos, datos extrapolados a partir de los pozos cercanos, así mismo hay cierres estructurales conformando potenciales trampas y se asume que en la parte más profunda de la secuencia tiene las facies ricas en materia orgánica de la Formación Ciénaga de Oro o unidades más antiguas que estén aportando los hidrocarburos. Desafortunadamente no hay pozos profundos en esta subcuenca, pero la información existente permite ser optimista en su potencial.

  • María E. Daroca, Edgar Ch. Kairuz, Rubén Arismendy, José Osorno, Carlos Rey
  • m.emilie5daroca@gmail.com, ekairuz@hotmail.com, ruben.arismendy@gmail.com, jose.osorno@anh.gov.co, carlos.rey@anh.gov.co