En las metodologías para la evaluación de zonas de recarga de acuíferos usualmente uno de los parámetros considerados es la geología, en la cual cada unidad litológica debe cumplir con características específicas que generen condiciones propicias para el tránsito y almacenamiento del agua subterránea. Para ello es importante definir una calificación teniendo en cuenta todas las condiciones geológicas posibles en una región la tectónica, el grado de fracturamiento, orientación entre otras.

A lo largo del cañón del Río Cauca, en el departamento de Antioquia coexisten unidades de roca de un amplio rango de edades, desde el Paleozoico hasta el Neógeno, sumado a esto, la zona es reconocida como una paleosutura, a lo largo de la cual la intensa actividad tectónica a afectado en mayor o menor medida a todas las unidades de roca. Se reconocen patrones estructurales asociados al fallamiento regional, donde predominan fallas con rumbo Norte-Sur y buzamientos subverticales.

El estudio consistió en evaluar en la zona de interés cada unidad de roca, inicialmente, en función de sus sistemas de diaclasas basándose en tres aspectos fundamentales: actitud de la familia de diaclasas favorable al perfil topográfico, la existencia o no de familias con actitud desfavorable y el ángulo de buzamiento. Con el objeto de jerarquizar cada unidad litológica en función de cada uno de los aspectos mencionados anteriormente, se evaluaron en conjunto las características estructurales regionales de cada unidad litológica para otorgar una calificación. Adicionalmente se tuvieron consideraciones especiales con unidades de rocas metamórficas cuya foliación favorece la recarga.

En conclusión, las unidades de rocas sedimentarias son por sí mismas, unidades con un alto potencial acuífero, de modo que a lo largo de esta zona se considera que cualquier estructura, familia de diaclasa, capa o falla favorece la recarga. Por su parte se ha encontrado que las unidades de rocas ígneas y metamórficas, muestran patrones de intenso fracturamiento, en algunos casos se reconocen familias específicas que pueden favorecer o no la recarga y en ocasiones los patrones de fracturamiento son de tal característica que es posible reconocer de ellos un intenso fracturamiento en todas las direcciones lo que potencializa la recarga  y es consecuente con las observaciones de campo, donde no es raro percibir la permeabilidad secundaria de la roca y la emanación de agua a lo largo de estas estructuras.

  • Alba Nury Gallego, Cristina Martínez, Teresita Betancur, Paola Palacio
  • alba.gallego@udea.edu.co, cristina.martinezu@udea.edu.co, Teresita.betancur@udea.edu.co, papabu2@yahoo.es
  • Poster