Las rocas de falla se desarrollan en zonas de cizalla a diferentes niveles estructurales de la corteza, por deformación heterogénea, a partir de procesos de cataclasis y plasticidad intracristalina, generándose, en función de las características termobarométricas imperantes, rocas no cohesivas (harina y brechas de falla), o cohesivas (cataclasitas y milonitas). Las pseudotaquilitas son un tipo especial de rocas de falla interpretadas como indicadoras de actividad paleosísmica. Los niveles estructurales frágil, frágil – dúctil, y dúctil, responden a regímenes deformativos debido a las condiciones físicas de aplicación de los campos de esfuerzos responsables (temperatura, presión confinante, velocidad, presencia de fluidos y anisotropías preexistentes). Las características reológicas individuales y contenidos relativos de los minerales formadores de cortezas (principalmente cuarzo y feldespato) contribuyen con el tipo de respuesta.

Petrográficamente, las pseudotaquilitas presentan fuerte anisotropía planar en vetillas afaníticas, a partir de cataclasis extrema y/o flujo por fusión parcial dentro de una zona de falla. Están constituidas por cristales y clastos líticos fragmentados redondeados o angulares del protolito deformado. Exhiben embahiamientos y microlitos, embebidos en una matriz vítrea-criptocristalina, comúnmente más oscuras que su encajante, aunque pueden ser incoloras en sección delgada y de composición química total un poco más básica por pérdida de sílice. Morfológicamente, se presentan como venas de falla principales o de generación, usualmente planares subparalelas con pocos milímetros de espesor individual, y como venas de inyección irregulares ramificadas desde las venas de falla principales. Los contactos entre las pseudotaquilitas y su encajante son generalmente netos con evidencias de fusión. Las venas presentan aspecto afanítico o brechóide, con márgenes de enfriamiento, y texturas debidas tanto a flujo con bandeamiento composicional por desvitrificación, caracterizada por desarrollo de microlitos de hábito tabular y esferulítico. Generadas en niveles más someros incluyen amígdalas, frentes de hidratación y globulitos. Pueden alterar a epidota, micas (clorita), y óxidos de hierro.

Las pseudotaquilitas se desarrollan a partir de calentamiento por fricción que genera fusión como último producto de cizallamiento, en zonas de falla con cinemática friccional rápida a lo largo de las zonas sismogénica y de alternancia, asociándose con cataclasitas, brechas y milonitas de bajo grado. Superficialmente, las pseudotaquilitas representan hipocentros sísmicos exhumados relacionados con el potencial sismogénico de las fallas asociadas. La ubicación de afloramientos con pseudotaquilita corrobora la definición de la amenaza sísmica, ofrece una oportunidad para el entendimiento de la evolución tectónica, y complementa los registros históricos e instrumentales anexos al Mapa de Fallas Activas de Colombia.

  • López Isaza, Julián Andrés; Rossello, Eduardo A.; González P., Danilo A.; Villamizar E., Nicolás; Cuéllar Cárdenas, Mario Andrés; Aguirre, Luis Miguel; Muñoz, Oscar; Gutiérrez López, Maria Juliana; López Isaza, Sergio A.; Espinosa B. Armando (*)
  • jlopez@sgc.gov.co, ea_rossello@yahoo.com.ar, dagonzalezp@sgc.gov.co, nvillamizar@sgc.gov.co, macuellar@sgc.gov.co, lmaguirre@sgc.gov.co, omunoz@sgc.gov.co, mjgutierrez@sgc.gov.co, seadlois@gmail.com, cjimenez@sgc.gov.co, aespinosa@sgc.gov.co