La Cordillera Central de Colombia comenzó sus fases de levantamiento en el Cretácico causando el desarrollo de una cuenca antepaís en su borde oriental, durante las fases subsecuentes Cenozoicas de deformación, esta cuenca fue incorporada por la cuña orogénica y paso a ser una cuenca intramontana (Valle del Magdalena) limitada por las Cordilleras Oriental y Central.

La subcuenca Girardot, se encuentra en Valle Superior del Magdalena entre los altos de Natagaima y Guataquí. Allí, el basamento de la Cordillera Central está compuesto principalmente por el Batolito de Ibagué y Complejo Cajamarca. El alto de Guataquí y la Cordillera Oriental se componen de secuencias sedimentarias Cretácicas como el Grupo Villeta y Oliní y las Formaciones Tabla y Caballos. En el sur, el alto de Natagaima está compuesto por las rocas de la Formación Saldaña.

En esta subcuenca, en el borde oriental de la Cordillera Central afloran sucesiones sedimentarias Oligo-Miocenas que podrían registrar fases de levantamiento y deformación de la Cordillera Central y cambios en la configuración de la cuenca. En estas secuencias, se levantó dos secciones estratigráficas y se realizó análisis de procedencia, con el fin de comprender el ambiente de sedimentación, identificar cuáles de los altos que hoy limitan la cuenca actuaron como área fuente y analizar los controles externos que influyeron durante la sedimentación.

Las secuencias son interpretadas como abanicos aluviales arenosos, considerando la predominancia de facies arenosas intercaladas con facies lodosas, la poca presencia de facies gruesogranulares y la geometría discontinua de los estratos. Petrográficamente se analizaron 12 muestras, las cuales fueron clasificadas como arcosas líticas y litoarenitas feldespáticas, presentan una proporción similar entre cuarzo y feldespatos, una predominancia de líticos metamórficos sobre sedimentarios y volcánicos, y madurez textural baja. A 5 muestras se les realizó análisis de geocronología detrítica, las cuales mostraron principalmente circones del Jurásico Tardío (152 – 157Ma), Permo-triásicos (237 – 279Ma) y Paleógenos (46 – 58Ma).

Teniendo en cuenta los datos geocronológicos, petrográficos y estratigráficos, las áreas fuente serían proximales y estarían asociadas a la Cordillera Central, los sedimentos estarían relacionados a la erosión de unidades como el Batolito de Ibagué, Complejo Cajamarca, Gneisses y Anfibolitas de Tierradentro, y Plutones Paleógenos. El carácter arenoso y las características petrográficas de estos abanicos aluviales sugieren un relieve positivo y moderado en las áreas fuente (Cordillera Central) durante el Oligo-Mioceno, un posible control climático durante la sedimentación y una configuración de cuenca antepaís en la cuenca Girardot durante esta época.

  • Calderón Laura, Rodríguez Maryi, Zapata Sebastián, Cardona Agustín
  • laccalderondi@unal.edu.co; marcrodriguezcue@unal.edu.co; szapatah@gmail.com; agcardonamo@unal.edu.co