Se analizaron elementos mayores, menores y de tierras raras en las fuentes termales ácidas sulfato–cloruradas asociadas al sistema hidrotermal del VP. Las aguas se clasificaron en 2 grupos, teniendo en cuenta: 1. las diferencias en los parámetros físico-químicos 2. las distribuciones de los elementos. El grupo 1 se caracteriza por tener un pH más alto (~3,5), una temperatura de salida de ~ 81 °C y un marcado empobrecimiento en Fe, Al, Si y Ba con respecto a la disolución isoquímica promedio de las rocas volcánicas locales. Las aguas del grupo 2 tienen valores de pH más bajos (~1,9) y temperaturas de ~48 °C. Además, el Grupo 2 no está caracterizado por una forma de representación típica a la disolución congruente de la roca y muestra una distribución de elementos mayores y menores más cercana a la disolución congruente del promedio de las rocas locales con respecto al Grupo 1. Estas características geoquímicas de elementos mayores y menores permiten proponer que la composición química de las aguas del Grupo 1 está fuertemente afectada por la precipitación de minerales secundarios como alunita, jarosita, caolinita, barita y polimorfos de SiO2.

La agrupación de aguas también se sustenta en la distribución de REE disueltas, normalizadas al promedio de las rocas volcánicas locales. El grupo 1 muestra patrones de REE fuertemente empobrecidos en elementos ligeros de tierras raras (LREE), típicos de aguas donde se formaron rocas aluníticas o caoliníticas. Por el contrario, el Grupo 2 se caracteriza por patrones planos, de acuerdo con la disolución casi congruente de las rocas. Las REE disueltas en aguas del VP se compararon con REE en aguas ácidas de los volcanes colombianos Nevado del Ruiz y Azufral y con REE en minerales reconocidos con alteración argílica avanzada (alunita, yeso y caolinita). La precipitación de minerales secundarios se propone como un proceso común que agota las LREE en aguas ácidas sulfato-cloruradas en sistemas volcánicos hidrotermales. Además, el fraccionamiento químico de los elementos mayores y menores se interpretó con las distribuciones de respuesta de REE para rastrear los procesos de interacción agua-roca. Los Índices de saturación de los minerales secundarios más comunes identificados en alteraciones argílicas avanzadas se calcularon utilizando el software llamado PHREEQC utilizando un rango de temperatura de 25 a 250 °C. Este enfoque geoquímico permite identificar las posibles precipitaciones de minerales o la disolución de minerales secundarios, así como la temperatura en la que las fuentes hidrotermales alcanzan equilibrio con un conjunto dado de minerales.

  • Meza, Luisa F. (*); Inguaggiato, Claudio (**)
  • lmeza@sgc.gov.co
  • Charla