En el norte de Suramérica, el Cretácico Tardío se caracterizó por el dominio de mares epicontinentales de gran extensión, con episodios significativos de productividad superficial y baja oxigenación en el fondo. Sin embargo, un cambio en los regímenes tectónicos y descensos globales en el nivel del mar, llevaron a la progradación y posterior desaparición de dichos ambientes hacia el Cretácico más terminal-Paleógeno.

Microrganismos marinos como los foraminíferos constituyen una herramienta valiosa para trazar esa transición, por lo que dos secciones en las cuencas de Cesar-Ranchería y del Valle Medio del Magdalena fueron tenidas en cuenta. En general, las asociaciones de foraminíferos (bentónicos y planctónicos) durante el Campaniano-Maastrichtiano fueron moderadamente diversas y abundantes, reflejando condiciones oligotróficas-mesotróficas dentro una plataforma interna-media. Hacia la parte más superior de la sucesión sedimentaria, las asociaciones de foraminíferos claramente indican una progradación hacia condiciones marino rasas.  La integración con la información colectada de otros microfósiles (nanofósiles, palinomorfos) y análisis geoquímicos, permitirá no solo entender la naturaleza de dicho cambio paleoambiental, sino también la geocronología del final de estos mares epicontinentales en Colombia.

A su vez, dichos registros nos brindan la oportunidad para entender el impacto regional que tuvieron eventos paleobiológicos a gran escala como el de la extinción del límite Cretácico/Paleógeno, y los registrados de forma menos clara para el Campaniano tardío y el Maastrichtiano.

  • Patarroyo, German D., Kochhann, Karlos G., Torres, José M.
  • germanp@edu.unisinos.br; kkochhann@unisinos.br; manutorresgeo@gmail.com