Se implementó un modelo hidrogeológico numérico de las formaciones geológicas más recientes del Valle medio del Magdalena (depósitos cuaternarios y Grupo Real) a través del programa Feflow 7.0(DHI-WASY 2016).

El dominio de modelación está enmarcado en el área de influencia del proyecto MEGIA (ANH-UNAL), el cual está limitado por la cordillera Oriental y la serranía de San Lucas en los costados Oriental y occidental respectivamente. La geometría está dada por un modelo de superficies construido a partir de sísmica e información de pozos suministrados por el Servicio Geológico Colombiano (SGC), en el programa Decision Space. Consiste en las principales discordancias que componen el Grupo Real, donde se identificaron 4 unidades de más antigua a reciente: Real U1, Real U2, Real U3 y Real U4. Adicionalmente con información de superficie, geoeléctrica y magnetotelúrica se estimó la base del cuaternario sin diferenciar.

Se generó un enmallado con elementos tipo triángulo con un lado mínimo de 200m. La parametrización se realizó con 7 zonas de conductividad hidráulica (Depósitos Cuaternarios: Aluviales, Paludales y Abanicos Aguachica y las 4 formaciones del Grupo Real, los valores de los parámetros hidráulicos se estimaron a partir de la reinterpretación de 155 pruebas de bombeo a lo largo de todo el dominio de modelación, y las características litológicas de cada formación.

La recarga se estimó a través de un modelo hidrológico distribuido y se introdujeron al modelo los resultados acumulados anuales, mediante una condición de frontera tipo Neuman (flujo Darcy) en la superficie del modelo. Además, se incluyeron los principales cuerpos hídricos superficiales (río Magdalena, río Sogamoso, río Lebrija y las principales ciénagas o cuerpos lénticos) a través de los niveles de lámina de agua estimados mediante el análisis de imágenes satelitales en un período de más de 30 años. Además, se incluyeron 532 pozos con información de caudales de extracción y 14 pozos abastecedores.

Los resultados de la modelación en estado estacionario indican un flujo regional Sur-Norte y algunos flujos locales en sentido Oriente-occidente (o viceversa) influenciado por la conexión con las cordilleras. Además, en el balance de masa se aprecia que la entrada principal al sistema es la recarga natural por infiltración debido a la precipitación y las principales salidas son los cuerpos hídricos superficiales, explicando en parte la gran cantidad de cuerpos lénticos presentes en la zona.

  • Luis Silva, Juan Pescador, Eduardo Castro, Boris Lora, Adriana Piña, Mónica Vaca, Donoban Rojas, Leonardo Donado
  • lfsilvav@unal.edu.co, jppescadora@unal.edu.co, efcastroa@unal.edu.co, bjloraa@unal.edu.co, appinaf@unal.edu.co, mavacau@unal.edu.co, dosrojasce@unal.edu.co, lddonadog@unal.edu.co