Los túneles de lava se definen como conductos subterráneos formados durante erupciones volcánicas efusivas, con presencia de lava, muy caliente y fluida, en pendientes predominantemente suaves. Aunque estas estructuras son casi exclusivas de lavas basálticas, se han registrado casos en lavas de composición andesítico-basálticas en Costa Rica. A pesar de que en algunas zonas de Colombia se han documentado antiguas lavas de composición basáltica y andesítica basáltica, no se tienen registros de túneles de lava.

Los estudios han determinado que los tubos de lava pueden formarse como respuesta a cinco mecanismos principales: (1) formación de un techo solido sobre el flujo de lava; (2) acreción progresiva de porciones marginales de lava solidificada para el desarrollo de techos arqueados sobre el flujo de lava; (3) agregación de fragmentos móviles (usualmente laminas arqueadas) de corteza ya solidificada que favorecen la formación de un techo sobre el flujo de lava; (4) extensión progresiva de los lóbulos producto de la lava pahoehoe; e (5) inflación. Los conductos formados pueden estar drenados, lo que los convierte en estructuras principalmente lineales que siguen la pendiente del edificio volcánico, y podrían presentar diferentes niveles en profundidad. En cuanto a sus características, se tiene que, en promedio, las cuevas de lava alcanzan varios metros de altura y anchura, aunque se han reportado cuevas de 20 m de altura y 30 m de ancho. Además, se cree que su origen está restringido a pocas profundidades, comúnmente a menos de 10 m de la superficie, salvo algunas excepciones, lo que permite la presencia de materia orgánica.

Los tubos de lava no son estructuras exclusivas de la Tierra, por el contrario, se ha determinado, a través de las distintas misiones espaciales, que se encuentran en otros cuerpos del sistema solar. Las condiciones que favorecen la formación de estas estructuras se han reconocido en algunas zonas volcánicas lunares como Marius Hills, Mare Ingenii y Mare Tranquillitais; y en provincias volcánicas marcianas como la región de Tharsis y en Hadriaca Patera. Las características que presenta la región de Tharsis, en cuanto a su origen, composición documentada de sus volcanes, morfologías, entre otras características, permiten sugerir una posible analogía, a menor escala, con estructuras de las Islas Galápagos en la Tierra. El parecido entre estas dos zonas volcánicas brinda la posibilidad de abordar el estudio de los túneles de lava marcianos en términos de estabilidad y favorabilidad como refugios, desde una perspectiva terrestre.

0

  • Montañez, Sarai J.; Sánchez, John J.;
  • sjmontanezm@unal.edu.co;jjsanchezag@unal.edu.co
  • Poster