En filosofía se define “lo real” como aquello que existe fuera de nuestra conciencia. Las evidencias (“los datos”) son objetivas porque provienen del mundo real.  “La realidad” es el pensamiento que construimos desde “lo real”. La interpretación racional de los datos es un proceso deductivo que resulta en un producto conceptual, el conocimiento científico. El negacionismo rechaza los datos, mientras que el escepticismo revisa la estructura racional de las evidencias y sus interpretaciones.

Existen muchas formas de conocer, algunas renuncian a la lógica, por ejemplo, el arte, la religión, y el pensamiento cotidiano. Sin embargo, los productos científicos deben estar sometidos a normas lógicas y a principios racionales que les den validez operativa, que ofrezcan explicaciones probables del funcionamiento del mundo natural.

Las ciencias naturales usan premisas (datos nuevos e interpretaciones verificadas) sobre las cuales construimos un modelo que explica el funcionamiento del sector del mundo real estudiado. Si el modelo se basa en deducciones que son consecuentes con las premisas, entonces se considera “lógico”. Sin embargo, un resultado lógico no significa que sea “verdadero”. Por eso, en ciencia es fundamental juzgar la validez de las premisas usadas en las interpretaciones.

Para finalizar, mostraré el caso muy popular del empleo de zircones en estratigrafía. Por su dureza los zircones son prácticamente indestructibles, se encuentran en todo tipo de rocas: ígneas, metamórficas y sedimentarias. La temperatura de cierre para el uranio en zircones es cercana a los 800 °C, los sobrecrecimientos se pueden dar a más bajas temperaturas.  Los xenocristales, cristales integrados de eventos geológicos previos, y circones detríticos pueden sobrevivir a muchos procesos geológicos. La premisa es que las dataciones U/Pb (U238 y U235) en zircones se ciñen a la edad de los cristales y no a su continente.

En cuerpos ígneos y sedimentarios, el zircón más joven define la edad máxima (según el muestreo estadístico) que puede ser atribuida a una roca, no la mínima. Es obvio que datamos zircones, no la roca. La edad de una unidad litológica se define, además, por el contexto geológico, bioestratigrafía, relaciones de campo y geología regional.

Ejemplos de edades estratigráficas erróneas, en Colombia, basadas únicamente en zircones:

  • Edad Pérmica de la Formación Bocas basada en un solo zircón en un dique.
  • Edad Cretácica de la Formación Luisa, unidad que yace estratigráficamente bajo la Formación Payandé del Triásico.

Edad Pérmica para las Anfibolitas de Tierradentro que infrayacen la Formación El Imán del Devónico.

  • Mario Moreno Sánchez
  • mario.moreno@ucaldas.edu.co
  • Charla