Bolivia se encuentra ubicado en la parte central de la placa Sudamericana, con un área de más de 1M km2 se puede observar diferentes contextos geológicos relacionados con la evolución geológica a lo largo del tiempo geológico. Regionalmente se diferencia seis provincias geológicas o zonas morfoestructurales según sus características geomorfológicas, estructurales y evolutivas. Las zonas geológicas son: Arco volcánico, Altiplano, Cordillera Oriental, Subandino, Llanura Chaco – beniana y el Cratón de Guaporé las mismas se distribuyen de Oeste a Este. La geodiversidad de Bolivia se relaciona de manera directa con la historia geológica de la región, su evolución y la generación de diferentes ambientes geológicos cuyas evidencias están en el registro litológico y el paisaje resultado de la evolución geomorfológica durante el Cuaternario. Actualmente no se tienen trabajos específicos orientados al reconocimiento de la geodiversidad y el patrimonio geológico a nivel regional, sin embargo, el Geoparque Andino Torotoro es pionero en este tipo de trabajos en esta área de las ciencias de la tierra, asimismo, la Fundación Red de geoparques de Bolivia tiene en lista numerosos proyectos que aún están en desarrollo en diferentes regiones del país.  El reconocimiento de la geodiversidad y del patrimonio geológico tiene como objeto principal la conservación de los elementos que componen la geodiversidad y el patrimonio geológico. La región de Bolivia tiene gran riqueza en su geodiversidad, por lo tanto, queda iniciar los trabajos para dar evidencia de ello y comenzar a gestionarlos e involucrar a los diferentes sectores que están relacionados con la geodiversidad y su potencialidad para generar proyectos de conservación y turismo sostenible.

0

  • Jimenez Huanca Luis Mario
  • jimenezhuancaluismario@gmail.com