El Valle Superior del Magdalena (VSM) presenta unidades cretácicas sedimentarias que abarcan desde el Aptiano (Formación Yaví) hasta el Campaniano-Maastrichtiano (Formaciones Buscavida y La Tabla e intervalos estratigráficos equivalentes). Estas unidades presentan diversas litologías terrígenas, mixtas y calcáreas que comprenden desde arenitas conglomeraticas, lodolitas, distintos tipos de calizas, arenitas calcáreas, fosforitas, cherts y porcelanitas en general. A partir de las estructuras sedimentarias presentes en las rocas, la forma de las capas, el contenido paleontológico y los principales aspectos petrográficos, se lograron reconocer 25 facies sedimentarias y sus correspondientes microfacies, con el objetivo de identificar los posibles mecanismos de acumulación de los sedimentos y de esta forma llegar a la interpretación de sus ambientes de depósito los cuales dieron origen a cada una de estas unidades litoestratigráficas. Los ambientes de depósito fueron descritos según su naturaleza composicional utilizando la nomenclatura usada por Van Wagoner et al. (1990) y Schoelle y Spearing (1982), para la descripción e interpretación de ambientes sedimentarios de rocas siliciclásticas y la propuesta de Flügel, E. (2010) para la la descripción e interpretación de ambientes para rocas calcáreas. Con base en estos autores se identificaron 10 ambientes sedimentarios para estas unidades litoestratigráficas, representados por un complejo de islas barreras con lagoon y tidal flats, ambientes de shoreface superior, medio e inferior en donde se reconocen depósitos de tormentas, offshore superior a inferior (ambientes de plataforma interna, media y externa).

Se evidencian cambios litológicos notables en las unidades del VSM, lo que refleja distintas condiciones de depósito para una misma unidad litoestratigráfica. Estas variaciones son más amplias en las unidades de naturaleza siliciclástica y mixta, debido a que la mayoría de ellas se acumulan en zonas de transición entre el continente y el mar abierto, a poca profundidad, donde los cambios energéticos son contrastantes debido a las variaciones en la intensidad tanto de olas, corrientes marinas y mareas.

0

  • Cacua, Alber; Terraza, Roberto; Martin, Claudia; Rojas, Sandra; Rojas, Nadia
  • ajcacua@sgc.gov.co, rterraza@sgc.gov.co, cmartin@sgc.gov.co, srojas@sgc.gov.co, nrojas@sgc.gov.co
  • Poster