Los procesos de depósito que operan en los ambientes deltaicos generan importantes fluctuaciones en las condiciones físico–químicas y determinan un ambiente de alta complejidad y gran estrés ecológico que afecta directamente la fauna bentónica. Los organismos generadores de trazas, al responder a esos cambios ambientales (ecológicos y deposicionales) proporcionan evidencias icnológicas, que junto a la información sedimentológica resultan esenciales para la construcción de modelos paleoambientales que incluyen la caracterización de diferentes parámetros y la determinación de la influencia fluvial, mareal y/o del oleaje. Actualmente, las cuencas del Caribe colombiano presentan particular importancia dado el interés por encontrar yacimientos de hidrocarburos, pero su compleja evolución geológica y la continua variación lateral de facies, pone en evidencia la necesidad de estudios sedimentológicos e icnológicos detallados. El pozo de estudio perforó 2266 pies (~690m) de una secuencia Paleógena–Neógena donde se reconoció una sucesión terrígena, interpretada, en términos generales, como depositada en un sistema deltaico.

El análisis integrado sedimentológico/icnológico ha permitido la diferenciación de distintas facies, con litologías dominantes como conglomerados, arenitas, limolitas y arcillitas, así como niveles de carbón, y una asociación de trazas poco abundante y moderadamente diversa, con Conichnus, Cylindrichnus, Dactyloidites, Diplocraterion, Macaronichnus, Ophiomorpha, Phycosiphon, Siphonichnus, Skolithos, Taenidium, Teichichnus, y Thalassinoides.

La complejidad del sistema se refleja en su evolución a lo largo del Oligoceno–Mioceno. La sucesión inicia con un medio controlado aparentemente por las mareas, pasando a un sistema deltaico inicialmente fluvio–dominado e influenciado por mareas durante gran parte del Oligoceno y finalizando con un sistema deltaico mixto con influencia fluvial, mareal y del oleaje hacia finales del Oligoceno y parte del Mioceno. Se ha podido caracterizar secuencias tipo que reflejan la evolución de los diferentes subambientes del sistema deltaico: frente deltaico distal, frente deltaico proximal, canales distributarios, bahías interdistributarias, planicie deltaica inferior, y planicie deltaica superior.

El estudio realizado apoya el interés económico del área de estudio en relación con la industria de hidrocarburos, con especial atención en algunas facies concretas que funcionan como potenciales reservorios dentro del sistema. Sin embargo, es necesaria la realización de estudios más detallados que avalen su potencial para la exploración de hidrocarburos.

  • Celis, Sergio A (1,2); Rodríguez-Tovar, Francisco-Javier (2); Giraldo-Villegas, Carlos A (1); Gallego, Nelson Fabián (1); Pardo-Trujillo, A (1,3)
  • Sergio.celis@ucaldas