Los Municipios de San Martín y Aguachica se encuentran ubicados en la Cuenca del Valle Medio del Magdalena, que es conocida a nivel nacional por ser una de las cuencas con mayor consumo de agua subterránea. Los depósitos del Cuaternario y el Grupo Real se constituyen como los principales sistemas acuíferos que se extienden en el área, proveen suministro de agua potable a las comunidades y satisfacen la demanda del sector agroindustrial. Aunque en toda la cuenca se han llevado a cabo estudios que evalúan la geometría de los acuíferos aún hay un grado de incertidumbre respecto al límite entre estas dos unidades dado que los métodos geofísicos aplicados tienen, o buena resolución en los primeros metros pero poca profundidad de penetración (Geoeléctrica, Transiente Electromagnético, Tomografía eléctrica), o una mayor profundidad de penetración pero baja resolución en los primeros metros (Sísmica, Magnetotelúrica). Para este estudio se recopiló información secundaria de 24 Sondeos Eléctricos Verticales (SEVs) con apertura de electrodos (AB/2) entre 300 y 750 m, los cuales fueron reprocesados y conforman tres perfiles geoeléctricos y, adicionalmente se adquirieron 20 sondeos magnetotelúricos (MT) a partir de los cuales se construyeron dos perfiles de resistividad. Estos resultados fueron integrados y se logró determinar la geometría de las unidades litoestratigráficas de interés con base en la asociación litología-resistividad que se realizó. Se identificó que los depósitos Cuaternarios presentan las mayores resistividades al tratarse de sedimentos no consolidados mayormente conglomeráticos y, el tope del Real presenta resistividades más bajas como respuesta a las intercalaciones de lodolitas con areniscas de grano medio. Con respecto al MT se obtuvieron resistividades que van desde los 2 hasta los 110 ohm.m en los modelos 1D, mientras que para los SEVs se tuvieron valores de hasta 500 ohm.m. Se encontró que las resistividades bajas se asocian a capas principalmente arcillosas, las resistividades medias-bajas corresponderían a una secuencia de areniscas y arcillolitas donde predominan los finos, las resistividades medias-altas se definen como intercalaciones de areniscas con pequeñas capas de arcillolitas y, finalmente, las zonas con resistividades más altas corresponderían a litologías más porosas (arenas y gravas); así mismo, se evidenció que estas unidades se hacen más espesas hacia el Este del área de estudio. Este trabajo hace parte del proyecto MEGIA – contrato 157 suscrito entre la Universidad Nacional de Colombia y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, con el financiamiento de la Agencia Nacional de Hidrocarburos.

  • Vargas-Quintero J.A., Ávila-López K.L., Fracica-González L.R., Prieto-Gómez, G.A.
  • jvargasq@unal.edu.coklavilal@unal.edu.co, lrfracicago@unal.edu.co, gaprietogo@unal.edu.co