Los mapas participativos del riesgo volcánico son uno de los productos de la estrategia “Volcán, Riesgo y Territorio”, proyecto interinstitucional adelantado por la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo de Desastres, Servicio Geológico Colombiano (SGC) y el Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología publicados en el 2019. Estos mapas son el resultado de la coproducción resultante del compartir de saberes y participación activa de las comunidades, docentes, personal de cuerpos operativos, funcionarios de alcaldías y gobernaciones, ilustradores científicos y el equipo técnico de las instituciones involucradas.

Estos mapas facilitan la comprensión del riesgo volcánico por medio de la ilustración de los fenómenos volcánicos y sus potenciales áreas de afectación, la configuración del relieve en 3D con los principales rasgos geográficos y la representación de lugares importantes para los actores locales. Para el área de influencia del volcán Nevado del Ruiz (VNR) se realizaron 7 mapas, teniendo en cuenta la ubicación geográfica y la perspectiva del volcán que presenta cada una de las comunidades. Desde el punto de vista cultural los mapas son un ejercicio de reconocimiento del territorio en el cual los actores comunitarios identificaron infraestructura (vías, puentes, caminos entre otros) patrimonio natural (ríos, lagunas, montañas etc.). Desde el punto de vista técnico se veló por la clara representación de cada uno de los fenómenos volcánicos que se espera puedan ocurrir por erupciones del VNR.

Desde el año 2019 en los diferentes espacios del SGC e interinstitucionales que buscan la apropiación social del conocimiento geocientífico en torno al VNR, se ha podido validar la importancia y utilidad de estos mapas en facilitar la ubicación de las comunidades en las zonas de amenaza y en el entendimiento del fenómeno volcánico que se puede presentar en su territorio. En general se ha visibilizado que el mapa técnico-científico de amenaza del VNR (2015) del SGC es una herramienta que se ha usado para la toma de decisiones en la gestión del riesgo pero cuya representación es difícil de asimilar por las comunidades. Los mapas participativos frente al riesgo volcánico ofrecen un canal de comunicación efectiva entre la concepción técnica de los vulcanólogos y la dimensión socio-ambiental y cultural de los diferentes actores.

Las comunidades han agradecido el interés en la búsqueda de herramientas que les ayuden a hacer suyo el saber técnico y ampliar el conocimiento de su territorio, para tomar decisiones que en algún momento les permita salvar sus vidas.

0

  • Julián Andrés Ceballos, Gloria Patricia Cortés, Leidy Jhoana Castaño
  • jaceballos@sgc.gov.co; gpcortes@sgc.gov.co; ljcastano@sgc.gov.co
  • Charla