En la últimas décadas se ha documentado por diferentes técnicas las diferentes fases de la deformación desde el Jurásico en las rocas hoy en día expuestas en la Cordillera Oriental; sin embargo, la cartografía oficial actual aún se visualiza el trazo de unidades y fallas pensando que la acumulación fue continua y con un solo evento de deformación contraccional desde el Mioceno. La ausencia de trazos de fallas normales, la identificación de discordancias angulares ó de incisiones regionales por procesos de caída de nivel de base son algunos ejemplos de observaciones que requieren volver a revisar la cartografía de la Cordillera Oriental.  En esta presentación revisaremos dos áreas donde identificamos eventos de deformación y de incisión enmascarados por el último proceso de deformación. Estas observaciones van dirigidas a reflexionar sobre el estado actual de nuestra cartografía, y cómo mejorarla para documentar las diferentes fases de deformación de los Andes del Norte.

La discordancia del Eoceno medio esta muy bien documentada en el Valle del Magdalena por la relación de angularidad de rocas Eocenas con rocas del Paleoceno al Jurásico, o por la abrupta disminución en las tasas de sedimentación en el piedemonte llanero dando origen a la disconformidad entre las formaciones Mirador y Los Cuervos.  Sin embargo, la deformación y los procesos de incisión relacionados con esta fase de deformación no se han documentado en la zona de piedemontes y cordilleras.  En esta presentación vamos a ilustrar los cambios en la expresión de la discordancia con ejemplos del flanco occidental de la Cordillera Oriental, en donde los estudios cartográficos han omitido (1) la identificación de la superficie discordante del Eoceno y cartografiado como un sistema de fallas de edad mioceno en el sector norte del Rio Lebrija, (2) el grado de incisión de la disconformidad en zonas donde no hubo deformación en ambos flancos del sinclinal de Nuevo Mundo y (3) la documentación de los diferentes estilos estructurales de las rocas por debajo y por encima de la discordancia en el caso del flanco occidental del Sinclinal de Guaduas.

¿Qué tanto se extendió al oriente la deformación del Eoceno Medio, y qué tan regional fueron estos procesos? Para resolver esta pregunta, examinaremos afloramientos de rocas del Paleógeno al norte y occidente del municipio del Cocuy, en donde la estructura y los procesos de acumulación de las unidades más jóvenes (Picacho y Concentración, Eoceno medio-Oligoceno) enmascaran la deformación previa del Paleoceno.

  • German Bayona, Mauricio Baquero, Camilo Montes
  • gbayona@cgares.org, mbaquero@cgares.org, camilomontes@uninorte.edu.co