A partir del procesamiento rutinario de los datos obtenidos por la red de estaciones sismológicas instaladas en la zona de influencia del volcán Sotará (VS), la cual es operada por el Servicio Geológico Colombiano (SGC) a través del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Popayán (OVSPo) desde 1993, se ha realizado una caracterización de los cambios observados en la sismicidad del volcán registrada entre los años 2007 y 2021. Durante este lapso de tiempo se han detectado dos incrementos notables en los niveles de actividad sísmica de fractura, el primero de ellos entre junio y agosto del año 2012, y el segundo entre septiembre de 2019 y enero de 2020. A partir del procesamiento y análisis continuo de la información sísmica se encontró una variación espaciotemporal en los hipocentros de la sismicidad VT. Las localizaciones realizadas de manera rutinaria muestran una migración epicentral para los eventos localizados entre 2010 y 2012 con una tendencia linear NE-SW desde la zona del valle de Paletará hacía el edificio volcánico, mientras que para los sismos localizados entre 2017 y 2021 se observa una mayor concentración epicentral debajo del edificio volcánico.

Con el fin de definir con mayor precisión la localización de las fuentes sismogénicas en su distribución hipocentral, se llevó a cabo un proceso de relocalización de los sismos registrados entre diciembre de 2010 y mayo de 2021 empleando el método de doble diferencia (HypoDD®). De 2010 a 2019, se identificaron localizaciones epicentrales alineadas en dirección NE-SW al NE del volcán, con distancias a la cima volcánica de hasta 4 km que migraron hacia el edificio volcánico y se concentraron en tres fuentes simogénicas con profundidades entre 1 y 5 km. Los sismos relocalizados entre octubre de 2019 y mayo de 2021 se ubicaron en un radio de hasta 2 km respecto a la cima del volcán tomando una alineación en dirección NE-SW con dos rangos de profundidad de 0-2 km y 2.5-6 km, aproximadamente.

Aunque la sismicidad del VS está relacionada principalmente con procesos de fractura, durante el último año se ha observado un aumento paulatino en las señales sísmicas relacionadas con dinámica de fluidos. Dada la diversidad de procesos que tienen lugar en los ambientes volcánicos, se realizó una caracterización en cuanto a las formas de onda y espectrogramas de estos sismos, como un primer análisis para la identificación de los mecanismos involucrados en su generación.

  • Barrantes D., Laura C., Quintero G., Diana M.
  • lbarrantes@sgc.gov.co, dmquinterog@sgc.gov.co
  • Poster