La geodiversidad y la biodiversidad son factores que permiten el equilibrio ecosistémico, siendo de vital importancia generar estudios que brinden información para mejorar el entendimiento de los procesos físicos que actúan en la corteza y proporcionar mayor eficacia en la toma de decisiones y planificación de la gestión de los recursos naturales o asignar áreas de conservación o patrimonio geológico. En la zona caribe de Colombia, se ubica el bloque Maracaibo el cual es parte fundamental de la formación estructural del país además de actuar como una microplaca continental autóctona y revelar procesos que han tenido influencia en el pasado respecto a la neotectónica; dentro de este bloque se encuentra la cuenca Cesar-Ranchería, la cual es de gran importancia económica y ambiental para el país; en ella se localizan dos orógenos: Sierra Nevada de Santa Marta y Serranía del Perijá. Es importante destacar, que estas unidades fisiográficas son consideradas como territorio patrimonial sagrado de los indígenas que lo habitan.

Para la cuantificación de la geodiversidad de las cuencas de los ríos Badillo, Guatapurí, Manaure y Espíritu Santo, se basó en la clasificación de factores geomorfométricos, geográficos, geológicos y climáticos siguiendo el marco metodológico de Benito-Calvo et al., 2009, utilizando herramientas SIG. Se empezó construyendo una base de datos con toda la información geográfica de cada uno de los factores mencionados, seguidamente cada uno de estos son reclasificados y les es asignado a cada uno de sus componentes un valor entre 1 y 5, según el peso de importancia.

Todos los mapas de las clasificaciones mencionadas anteriormente fueron unidos (ArcGis) en una sola capa mediante superposición. El resultado final, se afinó con la comparado con el resultado obtenido mediante la metodología de Natural Breaks de 5 clases. Según el mapa resultante de geodiversidad, se puede observar cómo las cuencas Badillo, Guatapurí, Manaure y Espíritu santo los valores más altos de clasificación 4 y 5 están asociados a la zona periglaciar y glaciar de la Sierra Nevada de Santa Marta, la zona de páramo y subpáramo de la Serranía del Perijá. Por otro lado, los valores medios correspondientes a 3 están asociados a las zonas transicionales. Finalmente, los valores más bajos de clasificación 1 y 2 están en las zonas de bosque seco tropical y húmedo subtropical, en donde los cauces principales desembocan sus aguas y depositan sedimentos, siendo estas zonas las que reportan menor geodiversidad.

  • Valencia-Jaramillo Manuela, Castañeda-Molina Daniel Andrés, Marín-Cerón María Isabel, Zapata-Herrera Juan Fernando
  • mmarince@eafit.edu.co, mvalen29@eafit.edu.co, jzapat54@eafit.edu.co, dcasta32@eafit.edu.co
  • Poster