El control estructural existente de los volcanes monogenéticos en campos volcánicos, ha sido estudiado por diferentes autores como línea guía para analizar su distribución y tratar de comprender su emplazamiento. De la misma manera, la temporalidad de los volcanes monogenéticos, así como su periodicidad, son temas de gran interés para la evaluación de la amenaza volcánica asociada. En este estudio se presenta: 1) una caracterización de la orientación, geometría y cinemática de las fallas que afectan el CVMVT, además de los rasgos estructurales que controlaron su emplazamiento, y 2) los periodos de edades de extrusión que conforman el campo usando métodos cuantitativos y relativos. Estos análisis estructurales y geocronológicos se utilizan para discutir la dinámica de emplazamiento de los volcanes que conforman este campo. Específicamente, se proponen diferentes estructuras dilatantes como mecanismo del emplazamiento principal, el cual tuvo lugar en diferentes intervalos de tiempo (2 – 1,2 Ma; 0,18 – 0,045 Ma; 0,045 Ma – Presente). La distribución general indica que no existe un patrón de distribución de volcanes y que su relación tanto espacial como temporal no es clara. Este patrón puede relacionarse con ceses de actividad asociados con procesos tectónicos o magmáticos regionales. Este cese de actividad podría coincidir con la ausencia de condiciones estructurales (ciclos intersísmicos para las fallas, donde se genera sellamiento de los conductos asociados a dichas fallas) que facilitaran el ascenso del magma debido a condiciones compresivas temporales, relacionados a su vez con la ausencia de espacios dilatantes. Es importante mencionar que en la actualidad se presenta actividad sísmica en la zona y que tanto los depósitos cuaternarios como las lavas recientes se encuentran afectadas por movimientos recientes. Por ende, la futura existencia de espacios dilatantes que permitan el ascenso del magma y la generación de nuevos volcanes monogenéticos es factible no solamente en el área definida para el campo volcánico sino también sobre la continuación del trazo de las fallas alrededor del mismo. De hecho, al momento de terminar este estudio, nuevos volcanes monogenéticos comenzaron a ser reconocidos al norte del área sobre y cerca de la falla El Perro. En conclusión, el CVMVT es un campo volcánico de larga vida y una actividad muy reciente que sustentan el estado activo del mismo.

  • Luis Alvaro Botero-Gómez, Hugo Murcia, Gustavo Hincapié
  • lualbogo1993@gmail.com; hugo.murcia@ucaldas.edu.co; gustavo.hincapie@ucaldas.edu.co