La región central de la cordillera Oriental (municipios de Tunja, Samacá, Ventaquemada, Turmequé, Nuevo Colón, Tibaná, Jenesano, Ramiriquí, Ciénega, Viracachá, Boyacá, Soracá, Siachoque, Toca, Oicatá, Tuta, Cómbita y Motavita) fue objeto de cartografía geológica detallada enfocada a la prospección de Fosfatos entre los años 2012 y 2015 por parte de la Dirección Técnica de Recursos Minerales del Servicio Geológico Colombiano (SGC).

Las unidades litoestratigráficas del Mesozoico al Cenozoico en la zona de estudio corresponden a las siguientes nomenclaturas estratigráficas: 1. Sabana de Bogotá y sus alrededores (Formaciones Une, Chipaque, Grupo Guadalupe constituido por las Formaciones Arenisca Dura y/o Formación Motavita, Plaeners, Arenisca de Labor y Tierna; formaciones Guaduas, Cacho, Bogotá y Tilatá); 2. Área de Paz del Río (Formaciones Socha Inferior, Socha Superior, Picacho y Concentración); 3. Zona de Villa de Leiva y valle Medio del Magdalena (Formaciones Arcabuco, La Paja, Tablazo, Simití, Churuvita, Simijaca, San Rafael y Conejo).

El estilo estructural se define por fallas de carácter inverso que afectan las rocas de esta zona de la cordillera Oriental, con dirección preferencial SW-NE y vergencia tanto al SE como al NW, que se extienden por varios kilómetros; algunas de estas estructuras evidencian salto transcurrente. Las fallas más importantes son: Chivatá, Cormenchoque, Centro Arriba y Puente Hamaca, al norte, y Jenesano, Soapaga, Macheta, río Icabuco y Hermitaño, al sur.

Las principales estructuras de plegamiento regionales son: los sinclinales de Tunja, Cómbita y Úmbita cuyos ejes siguen un rumbo preferencial SW-NE. Aparecen numerosos pliegues de carácter local desarrollados en las formaciones Churuvita, Conejo, Une y Chipaque; estos pliegues se caracterizan por ser apretados y en algunos casos están invertidos.

Las unidades litoestratigráficas de interés para fosfatos corresponden a la Formación Arenisca Dura y/o Formación Motavita, Formación Plaeners y Formación Arenisca de Labor y Tierna; los espesores de las capas oscilan entre 0,1 m a 1,1 m, las cuales varían lateralmente de espesor, con porcentajes de P205 entre 18% al 27% para fosforitas y 2,0 % y < 18,0% para rocas fosfáticas. Los minerales fosfáticos predominantes en las muestras que se obtuvieron por difracción de rayos X (DRX) son: Hidroxiapatita, Wavelita, Carbonato-fluorapatita, Crandallita y Alforsita.

La composición química y mineralógica de las muestras colectadas en la zona de estudio manifiestan potencial alto para fosfatos en dos sectores: 1. Entre los municipios de Boyacá, Jenesano y Ramiriquí, y 2. Entre Nuevo Colón y Turmequé. La zona restante estudiada presenta potencial bajo.

0

  • Rojas, Nadia; Martínez, Germán; Martin, Claudia; Terraza, Roberto; Rojas, Sandra
  • nrojas@sgc.gov.co, gamartinez@sgc.gov.co, cmartin@sgc.gov.co, rterraza@sgc.gov.co, srojas@sgc.gov.co