Durante los últimos 15 años, se tenía un conocimiento geológico limitado de la cuenca Llanos, basado en la premisa, que las unidades Cretácicas solo representaban una importancia económica en las áreas cercanas a la zona del piedemonte, por lo tanto, la mayoría de investigaciones en la zona de plataforma se realizaban enfocadas en las rocas terciarias, dejando de lado la posibilidad de estudiar las Formaciones Guadalupe, Gacheta y Une.
Con la finalidad de aportar al conocimiento geológico de la secuencia Cretácica de Llanos, se desarrolló un análisis sismoestratigráfico y definición de litotipos, basado en el estudio de registros eléctricos de 4 pozos, interpretación geológica de 10 secciones símicas 2D, correlación de la información en tiempo y profundidad, por medio de sismogramas sintéticos y obtención de mapas estructurales en tiempo al tope de las formaciones interpretadas.
Se identificaron y caracterizaron 3 formaciones litoestratigráficas; la Formación Une, demarcando la primera secuencia sísmica del Cenomaniano, está conformada por una sucesión muy gruesa de intervalos de areniscas e infrayace a la Formación Gachetá, esta unidad demarca la segunda secuencia sísmica del Campaniano, se conforma de paquetes muy gruesos de arcillolitas y limolitas físiles e infrayace a la Formación Guadalupe, esta unidad demarca la tercera secuencia sísmica constituida por intervalos potentes de areniscas. Por último, se observó que la secuencia cretácica se configura como un homoclinal con fallas normales sintéticas y antitéticas, buzando y aumentando levemente su espesor hacia el occidente de forma coincidiendo con el depocentro de la cuenca.

  • Juan Collazos, Julisa Torres, Chajid Kairuz, Ruben Arismendy
  • collazos.murcia30@gmail.com